19 drops

ancora imparo ← (michelangelo)

Toma La Gallina Y Arréglatelas

| Comments

En una Noche en Casablanca llega Groucho Marx a un hotel como nuevo gerente del mismo. Nada más llegar expone sus peculiares puntos de vista sobre como mejorar la gestión del hotel, para lo cuál llama al jefe de cocina y le dice:

– Jefe, si un cliente pide un huevo en tres minutos, se lo daremos en dos

– si lo pide en dos, se lo daremos en uno

– y si nos los pide en uno, le daremos una gallina y que se arregle como pueda

Tras esto, todos se quedan perplejos, la película continúa y hay uno que dice “espero que no se le ocurran más ideas”…

Dejando de lado lo extremo de la situación, y el no menos peculiar estilo de gestión, hay veces en las que se plantean situaciones imposibles que en ocasiones podemos dejar pasar, pero que en la mayor parte de las veces es necesario afrontar para buscar una solución, a pesar de lo difícil y complicado que sea.

En Extreme Programming Explained Kent Beck habla de los Cuatro Valores básicos a tener en cuenta en el desarrollo y gestión de un proyecto. Según él, estos valores, son:

  • Comunicación: libertad y confianza

  • Simplicidad: escapa de las complicaciones no justificadas, el futuro es impredecible

  • Feedback: informa, informa, informa…

  • Coraje: decisión para asumir la realidad

Los tres primeros son evidentes, pero el cuarto es un poco más sutil pero muy importante. El coraje de Beck hace referencia por una parte a la capacidad de reconocer las situaciones en las que existe peligro (porque hemos implementado algo incorrectamente, porque el alcance se nos va de las manos, porque no podemos alcanzar los plazos…), y por otra a la capacidad para plantear la situación con claridad y reconducirla de manera activa hacia una solución.

Revisitando the Mythical Man Month

| Comments

El otro día ordenando un montón de esos papeles que te da pena tirar y no sabes muy bien por qué, encontré unas notas sobre un libro que había leído hace ya algún tiempo. El libro era The Mythical Man Month de Frederick Brooks, y sorprende lo actual que continua siendo a pesar de haber sido publicado hace ya más de 30 años, seguramente porque a pesar de todos los intentos de automatización y mecanización, el proceso de escribir programas…continua siendo eminentemente una actividad creativa.

El libro es un “must-read” para cualquiera que se dedique al desarrollo de software y tiene aunténticas joyas:

  • Pregunta: ¿Cómo puede un proyecto retrasarse un año?

  • Respuesta: Día tras día